La Flora dell'Etna

La vegetación del Etna se distingue en los diferentes planes altitudinales caracterizados por sus distintos aspectos, debido principalmente a los cambios en el clima con la altitud.

El Plan Basal Mediterráneo es en gran parte ocupado por las plantaciones, principalmente de cítricos, especialmente a bajas altitudes (de los 0 a los 500m). Estos cultivos han sustituido la masilla de matorrales y bosque, olivos y algarrobos, que una vez ocuparan las faldas del Volcán.

 

Saponaria / Senecio dell’Etna

Los restos de vegetación natural se limitan a los margines de las plantaciones y a las zonas habitadas y entre ellas es muy significativa la maquia de Titímalo árbol (Euphorbia dendroides). En altitudes más elevadas (de los 600 a los 1000m) la vegetación se caracterizaba por florestas de encinas (Quercus ilex), ahora desaparecidas casi por completo debido a la influencia antropogénica. Son muy populares los cultivos, principalmente de viñedos, de olivas y almendros y de pistachos (lado oeste) y avellanos (lado nordeste). Los bosques de encinas en algunas zonas del lado oeste son caracterizados por la presencia del almez de Tournefort (Celtis tournefortii).

 

En el lado oriental, los bosques son, al contrario, muy fragmentados y junto con el roble se encuentran, frecuentemente, el fresno florido (Fraxinus ornus) y el carpe negro (Ostrya carpinifolia). En algunas zonas, entre los bosques de encinas, se encuentra el castaño (Castanea sativa). El plan supramediterráneo (de los 1000 a los 1500 m) se caracteriza por bosques de robles caducifolios, principalmente de robles negros (Quercus pubescens). Los bosques citados, sin embargo, no están distribuidos uniformemente alrededor del volcán y también se han sustituido, en gran parte, por bosques de castaños.

En el distrito de Giarrita, en el lado oriental, junto con el roble se encuentran el roble de Turquia (quercus cerris). Por encima de los bosques de robles y castaños se extienden los bosques de Pino Laricio, que en alguns lugares forman hermosos bosques de pinos (Pinos de Linguaglossa y di Sierra La Nave). El Plan de Montaño Mediterráneo (de 1500 – 1800 – 2000m) se extiende hasta el límite superior del bosque, donde se encuentran los bosques de hayas (Fagus sylvatica) que son muy fragmentados y sustituidos, en las zonas más xéricas, por bosques de Pino laricio. En algunas áreas, especialmente en el lado oriental, hay bosques y matorrales de Abdul del Etna (Betula aetnensis), especie considerada exclusiva del Etna por algunos autores. Otra especie muy caracteristica del paisaje del Etna es la Escoba del Etna (Genista aetnensis), que es una de las más importantes colonizadoras del flujo de lava. El Plan de Altomediterráneo se extiende por encima de la vegetación leñosa, donde se puede observar una vegetación baja característica formada por el espino santo (Astragalus siculus), que forma los típicos pulvinos espinosos. Encima de los 2450 m hastas el 3000m solo unas pocas plantas pueden sobrevivir, adaptandose a las dificiles condiciones ambientales, y constituyen un grupo pionero caracterizado por la presencia del Rumex scutatus fo. Aetnensis.

Por encima de los 3000 m y hasta los cráteres de la cumbre está el desierto volcánico, donde las continuas erupciones del volcán previnen toda forma de vida vegetal.